martes, 12 de junio de 2007

El Lenguaje y la Relación Sujeto - Realidad

Para hacer un análisis exhaustivo de la influencia Del lenguaje en la relación sujeto-realidad, creemos que es necesario tomar en cuenta al lenguaje como generador de realidades y por ende guiarnos por un principio epistemológico constructivista, ya que esta visión epistemológica nos permite ver al lenguaje de manera más holística, en cuanto a su relación con el ser humano.

Lo que nos motivó a estudiar y desarrollar este tema es la compleja relación que existe entre el lenguaje y la relación sujeto-realidad. Esta es una problemática que ha suscitado grandes discusiones teóricas a lo largo del desarrollo de la epistemología y nosotros hemos querido contribuir en el desarrollo de la discusión haciendo una breve reflexión desde el enfoque constructivista. Con el fin de poder promover a una mejor comprensión y explicación de cómo el lenguaje va generando nuevos campos de intervención terapéutica en la praxis psicológica.

Para afirmar nuestro planteamiento teórico nos referimos a connotados autores que han estudiado cabalmente el fenómeno del lenguaje y la conexión que este tiene con el sujeto. Estos autores oscilan entre las disciplinas filosóficas y Psicológicas.

Nuestra reflexión proviene desde un principio epistemológico constructivista, que abandona la perspectiva Clásica positivista, en donde se aprecia al ser humano como un mero respondedor de los estímulos que provienen de su ambiente y que le otorga al lenguaje una connotación pasiva, donde este es visto como una herramienta que nos facilita solamente a la descripción de la realidad, en cambio el constructivismo le entrega al ser humano una visión mas proactiva de su realidad, en dónde el lenguaje juega un rol fundamental, ya que nos permite apoderarnos de la realidad y crear nuevas realidades.

Nosotros consideramos que durante el desarrollo filogenético de la especie humana, el ser humano logra alcanzar estructuras cerebrales que le otorgan una competencia Neurobiologica distinta de los demás seres vivos. Esta evolución que va desde un cerebro primitivo a un desarrollo de la corteza cerebral, le permite al ser humano dar un salto cualitativo y cuantitativo en cuanto a sus competencias como especie, ósea que al desarrollar el Neocortex y las áreas específicas de la comprensión y ejecución del lenguaje el sujeto logra poseer y desarrollar la habilidad de formar una red semántica de significados. Para H. Maturana el lenguaje, como fenómeno de la vida pertenece a la historia evolutiva de Los seres humanos (Maturana, 1984). Es en este tiempo en dónde surge el Lenguaje y la relación que va suscitar entre el sujeto y su realidad.

Creemos que el lenguaje al aparecer en un instante del desarrollo del ser humano ha ido retroalimentándose con su propia historia, ya que desde las 1eras conversaciones se fue generando un registro en el aparato cognoscitivo (Imprinting) que llevó a que se formara un registro de palabras dentro de una dinámica de significado y significante, entonces el ser humano de esta manera comienza a apoderarse de su realidad. Por ejemplo la construcción de herramientas, para tomar control sobre la naturaleza. En este sentido rescatando la mirada socio - histórica del surgimiento del lenguaje cabe destacar la definición que le otorga Michel Foucault quien se refiere a este: como todo el hecho de las hablas acumuladas en la historia y además el sistema mismo de la lengua (Foucault, 1996).

De acuerdo y sobre la base de las diferentes ideas y perspectivas que se tiene del lenguaje, es preciso destacar la multitud de orígenes y expectativas que se tiene de este, ya que si es posible nombrar, criticar y o cuestionar el lenguaje, a este mismo será fácil también caracterizarlo o mas bien calificar desde el lenguaje la acción, dando cierta simbología a esta, que a su vez se incorpora de tal forma al ser humano que se hace una tarea muy compleja lograr divisar lo internalizado que se encuentra el lenguaje en nosotros mismos. Es por esta razón que cuando se explica que el lenguaje está ligado a las actividades de Los humanos a tal grado que es imposible separarlo (Wittgenstein, 1981), no se hace mas que confirmar lo indispensable que es para los seres humanos el uso del lenguaje, que por medio de este se logra la interacción entre personas, también es posible la comunicación y por supuesto la complementación, entrelazamiento e interrelación con el mundo y todo lo que nos rodea.

El sujeto y el lenguaje poseen una relación dependiente, en lo que respecta a su complementariedad, ya que el sujeto aparece como tal a medida que existe el lenguaje, esta relación de dependencia establece que el ser humano quede de alguna u otra manera preso del lenguaje, pero paradójicamente este mismo firma su liberación, debido a que este le otorga la facultad de apoderarse de su realidad y así configurar nuevas realidades. El filósofo Metafísico Martín Heidegger menciona que el lenguaje corresponde a la casa del ser, el lugar por tanto donde el ser se dice (Capurro, 1981). Esta definición reafirma la relación de dependencia existente entre el sujeto y el lenguaje que nos lleva a meditar acerca de cómo se va realizando una co-respondencia entre ambos actores.

Cabe destacar que el lenguaje se da en la medida que exista otro ser humano que sea capaz de asimilarlo, por ende esto abre una gran perspectiva de mirar el lenguaje, esto posee relación con la importancia de lo relacional en el acto lingüístico y es en este instante en que H. Maturana menciona que el lenguaje va a corresponder a coordinaciones de coordinaciones conductuales consensuales (Maturana, 1984). Al entregarle al lenguaje una connotación relacional, por ende se comienzan a estructurar y a configurar las pautas de relación o formas en que nos relacionamos y nos pone de manifiesto que es el lenguaje quien va a mediar toda interrelación que ocurra dentro de Los seres humanos.

Al haber mencionado las ideas de que el lenguaje crea realidades, que lo humano se constituye a partir de este, la relación de dependencia entre el sujeto y el lenguaje y por último que el lenguaje contiene el elemento relacional de lo humano nos queda claro lo trascendental del lenguaje en cuanto a la construcción del sujeto y de su realidad.

Si bien es cierto que la realidad existe gracias al consenso de todos nosotros sobre la base de determinadas situaciones, se construye y explica gracias al lenguaje. Que al venir de cada uno de los sujetos, que por medio de un acuerdo lo confirman, siempre será creado con alguna cuota de subjetividad que queda expuesta en el relato gracias al lenguaje que se ve cargado de esta inherente emocionalidad. Para Rafael Echeverría el lenguaje y Los estados emocionales están estrechamente relacionados entre sí (Echeverría, 2003). Esta idea es tan relevante que se puede apreciar cotidianamente, en cuanto a como nosotros vamos configurando nuestros juicios acerca de la realidad por ejemplo si a nosotros como estudiantes nos va mal en una evaluación podemos generar al menos dos atribuciones 1) Que nos fue mal debido a que no estudiamos o 2) Que nos fue mal porque la profe realizo una evaluación muy complicada. A estas atribuciones las podríamos denominar como locus de control que pueden ser de naturaleza interna o externa. Los sujetos que poseen una organización depresiva suelen hacerse atribuciones de orden internas y cargadas fuertemente con contenido de culpa y responsabilidad. En este caso particular es que el lenguaje va a modular el significado que el sujeto le está otorgando al acontecimiento, este significado sería de orden negativo. En este instante el lenguaje se vuelve una excelente herramienta terapéutica, ya que al crear realidades el sujeto mediante un proceso terapéutico mediado por el lenguaje puede modificar la carga negativa del significado o cambiar la atribución que ha hecho del acontecimiento, lo que podría significar disminuir su angustia y mejorar su sintomatología. Acá es la instancia donde podemos apreciar con toda plenitud el poder generativo del lenguaje, ya que a través de este modificamos nuestro horizonte de posibilidades y por ende modificamos nuestros estados de ánimo (Echeverría, 2003)

Al encontrarnos de frente en una situación que consideramos, que es imposible de cambiar como por ejemplo una situación de duelo, en donde la persona que sufre la pérdida genera juicios de facticidad (Echeverría, 2003), ya que esta persona no visualiza posibilidades de acción, pues siente que haga lo que haga no podrá modificar la situación. Por medio del lenguaje se encuentra la solución o la forma de enfrentar esta situación dolorosa. El lenguaje al crear realidades vislumbra una serie de posibilidades de acción lo que produce un cambio en el juicio de facticidad, generando así el juicio de posibilidad (Echeverría, 2003) que vendrá de alguna u otra manera a quebrar con la desesperanza de la persona. Una vez más visualizamos el universo generativo del lenguaje. Es en este ejemplo que una vez más se ve reflejada la acción del lenguaje en la relación sujeto - realidad.

Queda al descubierto lo abarcativo del lenguaje en el ser humano y como este va formando al sujeto y como el sujeto va formando al lenguaje, quedando de manifiesto la reciprocidad entre ambos elementos, no podemos pensar si no existe el lenguaje, lo que demuestra lo imposible que es desligar o solo concebir la posibilidad de apartar esta interrelación que le es concedida al sujeto, ya que para representar el pasado, presente o futuro y a la vez construirlo es estrictamente necesario estar sumergido dentro en el domino del lenguaje.

A modo de conclusión es importante destacar como el lenguaje va a mediar totalmente la relación sujeto-realidad. Es en la 1era instancia evolutiva del ser humano en donde se manifiesta esta reciprocidad en la relación.

Al poseer una visión Proactiva del sujeto, este se transforma y comienza a experimentar la realidad como suya, esto en un sentido de pertenencia lo que genera una especie de empoderamiento del medio. Esta idea de pro actividad es sumamente importante dentro de la posibilidad de generar nuevas herramientas en la intervención terapéutica. Creemos como grupo que desde esta perspectiva se abre una gran gama de posibilidades de acción, en cuanto a la praxis psicológica y también una alternativa esperanzadora de nuevos horizontes, para el paciente y para el terapeuta.

El lenguaje del devenir va creando realidades, es capaz de crear el futuro y barajarnos una serie de opciones, en este sentido el lenguaje nos entrega la característica de poder proyectarnos en el futuro, esto nos dice que el lenguaje se manifiesta mas que en el presente, en un futuro (siempre estamos pensando lo que vamos a hacer) lo que nos quiere decir que el lenguaje es siempre generativo de nuevas posibilidades y nuevas realidades lo que está significando un gran desafío para el desarrollo de la especie humana. Si podemos ver claramente que el lenguaje crea realidades es el lenguaje, el que debemos desarrollar y fecundar. Por esta razón no es necesario vivir cada situación para lograr un entendimiento y conocimiento, al tener lenguaje aprendemos de la experiencia inmediata que genera representaciones mentales acerca de lo vivenciado. Esto lo podríamos denominar juicios a posteriori, pero una vez ya adquirida la experiencia en el Imprinting del lenguaje se vuelven juicios a priori. En este sentido las eventualidades que vayamos viviendo las iremos cuestionando y evaluando desde el lenguaje, a través del pensamiento y este nos entrega las distintas posibilidades que se generan a partir del lenguaje

Es extremadamente necesario el lenguaje en la vida y desarrollo del ser humano, tanto así que se torna casi inconcebible la vida sin esta herramienta fundamental en la evolución del ser.


Bibliografía


Echeverría, R (2003). Ontología Del lenguaje. Santiago de Chile. J. C. Sáez,
8, 277-278, 9, 304-305

Foucault, M (1996). De lenguaje y literatura. Barcelona. Paidos ICB/ UAB, 4, 84

Capurro, R (1981). Heidegger y la experiencia del lenguaje. Cuaderno de psicoanálisis Freudiano, 22, 81-86

Maturana. H & Varela (1984). Lenguaje y emoción. Santiago, Editorial universitaria

Wittgenstein. L (1981). Tractatus lógico-philosophicus. Madrid, alianza editorial

7 comentarios:

El barco ebrio... dijo...

El lenguage y la relación sujeto-realidad.
muy buen articulo; sobre todo al analizar la posibilidad como lo plantea Maturana y Echeverría, DE CAMBIAR LA REALIDAD, de la posibilidad de cambiar nuestra realidad a través del lenguaje y su consecución conceptual como lo sería la capacidad de empoderamiento.

un saludo desde Santiago...

desde la distancia cercana....

Anónimo dijo...

Why users still use to read news papers when in this technological world everything is presented on net?


Here is my web site :: html email templates

Anónimo dijo...

Hello, always i used to check webpage posts here early in the
morning, because i enjoy to find out more and more.

Look into my web-site :: email newsletter Templates

Anónimo dijo...

In fact when someone doesn't understand after that its up to other users that they will help, so here it occurs.

Feel free to visit my web blog ... email marketing services reviews **

Anónimo dijo...

Hello my friend! I wish to say that this post is amazing, nice written and come with approximately all significant infos.

I would like to see extra posts like this .

Take a look at my webpage ... shoplift

Anónimo dijo...

I believe this is one of the most vital info for me.

And i'm glad reading your article. However wanna statement on few normal issues, The site taste is wonderful, the articles is really excellent : D. Excellent job, cheers

Check out my web blog; pakistani bridal makeup

Anónimo dijo...

I'm very happy to discover this site. I wanted to thank you for your time just for this wonderful read!! I definitely loved every little bit of it and i also have you book marked to see new stuff on your web site.

Also visit my homepage Maisie Pace